miércoles, 14 de octubre de 2015

Calidad, culmine de un buen trabajo.

En cualquier actividad que el ser humano se proponga realizar, debe incluirse siempre la excelencia en la calidad. El parámetro para medir esta condición, siempre irá asociado con la determinación de los gustos y preferencias del cliente, los cuales derivan a su vez al lograr satisfacer sus necesidades.

La agricultura no tiene excepción y el cultivo de aguacate es un claro ejemplo, dadas las exigencias de los mercados locales e internacionales. Para este caso se consideran los siguientes indices de calidad.
  • Tamaño (varía con la preferencia del consumidor)
  • Forma (depende del cultivar)
  • Color de la piel o cáscara
  • Ausencia de defectos tales como malformaciones, quemaduras de sol, heridas y manchado (raspaduras, daño por insecto, daño por uñas y cicatrices causadas por el viento), rancidez y pardeamiento de la pulpa
  • Ausencia de enfermedades, incluyendo antracnosis y pudrición de la cicatriz del pedúnculo
  • Algunos cultivares se dejan en el árbol por períodos prolongados después que han adquirido la madurez fisiológica o de cosecha
  • El almacenamiento en el árbol puede dar lugar al desarrollo de sabores desagradables o rancidez debido a sobremaduración
  • Los sabores desagradables también pueden desarrollarse cuando las frutas se cosechan en períodos de clima cálido.

"En general el término ‘calidad’ se puede definir como el conjunto de cualidades de un producto que ofrece al consumidor entera satisfacción por el precio que está dispuesto a pagar. La percepción de la calidad depende entonces de los gustos y preferencias de los consumidores y varía para los diferentes actores de la cadena de comercialización, que actúan como clientes intermedios, de modo que el uso que le darán al producto y las características que el producto debe cumplir pueden variar significativamente para un mismo producto; aunque todos los que intervienen en el proceso deben tener en consideración las demandas del consumidor final".

Los criterios de clasificación del fruto de aguacate Hass, pueden variar según las necesidades del cliente. Uno de estos criterios se muestra a continuación como ejemplo.

                    Fuente: http://www.mag.go.cr/bibioteca_virtual_ciencia/aguacate-2006.pdf

La calidad es fundamental en la comercialización de cualquier producto, la atractiva presentación, apariencia, brillo, color, empaque entre otros, son adicionales, La sanidad y el sabor son características que el cliente no deja pasar desapercibidas y que determinan una futura compra. Por cierto, la cadena de exigencias empieza con el cliente, pasa por el supermercado y otros intermediarios, para finalmente llegar a la planta y las fincas del productor.

Existe una norma internacional que rige aspectos de calidad en aguacate denominada CODEX, cuya referencia se adjunta para ampliar los criterios de calidad.

http://www.codexalimentarius.org/input/download/standards/321/CXS_197s.pdf.

VIDEO: