miércoles, 11 de marzo de 2015

Criterios para el uso de enmiendas.

Las enmiendas comúnmente llamadas "cales" son de suma importancia para los cultivos agrícolas, especialmente en suelos ácidos. Los problemas de acidez y que afectan seriamente a los cultivos se resumen a continuación.

- Daños por quema de raíces.
- Disminución del aprovechamiento de los fertilizantes y nutrientes.
- Mayor presencia en los suelos de elementos en cantidades tóxicas para los cultivos.
- Aumento de enfermedades por hongos y bacterias, máxime en suelos arcillosos.
- Disminución de los micro organismos benéficos.
- Baja productividad y rápido envejecimiento de las plantas, entre otros.

¿ Cuál es la mejor cal ? Aquella que recomiende un técnico con el respaldo de un análisis de suelo. Este instrumento indica cuales son las deficiencias y desvalances presentes en el suelo, por tanto da una idea clara del material necesario para mejorarlo.

¿ Cuanta cal debo aplicar ? Existen una serie de cálculos y recomendaciones que se tienen que considerar, sin embargo en términos prácticos si la deficiencia es solo de calcio se puede aplicar un carbonato de calcio al menos 20 quintales por hectárea. En caso de bajos contenidos de calcio y magnesio puede ser cal dolomítica, mínimo 12 quintales por hectárea. Además existen en el mercado otros tipos y especialidades, cuyo precio es mayor sin embargo son materiales de muy buena calidad y especialmente diseñados para problemas específicos.

¿ Cual es la mejor época para encalar ? Se ha demostrado que la cal se pierde menos por la acción del viento, a inicios de la época lluviosa. El agua humedece el suelo y al encontrase abierto el mismo, la cal es llevada por el agua a mayor profundidad, lo cual es ideal. Por cierto existe un mito y es que el agua activa la cal lo cual no es cierto, solo la traslada. Lo que activa o hace reaccionar la cal es la acidez presente en el suelo.

¿ Cuánto tiempo dura la cal en el suelo ? Depende de muchos factores principalmente de las lluvias, el tipo de suelo y la calidad de la enmienda. Entre mas gruesa la cal dura mas en el suelo pero pierde capacidad de reacción y muy fina es reactiva pero fácil de lavar. Dependiendo de la cal, esta puede permanecer de 3 a 9 meses en el suelo, sin embargo disminuye su contenido día con día. Una práctica que se ha hecho común es fraccionar la cantidad de cal necesaria en dos aplicaciones, con 6 meses de diferencia entre ambas, eso si un mes antes de la siguiente abonada. Lo anterior garantiza los 12 meses con presencia de la enmienda en el suelo y mayor control de la acidez.

El problema de acidez no es fácil de atacar, pues requiere de años de aplicaciones y un seguimiento con análisis de suelo, sin embargo los resultados son muy visibles en poco tiempo.