martes, 16 de septiembre de 2014

Cafetal bien manejado.

Cuando encontramos en nuestro camino buenos ejemplos, vale la pena destacarles. No es sencilla la recuperación de un cafetal cuyo antecedente de manejo (hace mas de tres años) era la mínima inversión posible, en prácticas básicas pero no necesariamente las ideales, esperando obtener un producto que apenas sume. Mucho menos fácil es convencer a las personas sobre el cambio de modelo y de los buenos resultados que se pueden obtener implementando metodologías diferentes.

En estos últimos años, adoptando mejores prácticas de poda y deshija, un programa de fertilización basado en análisis de suelo y otras mejoras no menos importantes, se obtuvo incremento sostenido en cosecha y mejor calidad. Además, un cafetal que era propenso por su ubicación, suelos pobres y manejo, a enfermedades como Ojo de Gallo, Roya y otras, bajo su tasa de incidencia gracias a las mejores prácticas introducidas.

Estas fotografías que se presentan "hablan" por si solas.





Aun faltan detalles por mejorar y cualquiera puede verlos en las tomas, pero hay un buen avance y lo mas importante, el convencimiento y confianza de las personas propietarias de la finca que los cambios traen buenos resultados.

jueves, 11 de septiembre de 2014

Floración del Arbol de Aguacate.

Una adecuada nutrición, un buen plan de manejo y las prácticas culturales aplicadas a tiempo dan como resultados buenas floraciones y buen cuaje en árboles de aguacate variedad Hass. Les muestro los resultados con las siguientes fotografías obtenidas el sábado 6 de setiembre recién pasado, en una finca con seguimiento técnico.

Las podas en el momento adecuado y la conformación de árboles de porte bajo (no mas de 3 metros) promueven no solo la regeneración y recuperación pronta del tejido vegetativo, sino también adelantan la floración, como en este caso para un mes con menos intensidad lluviosa lo cual también asegura un cuaje exitoso.

Un equilibrado balance entre elementos como nitrógeno (no excesos), calcio, boro y zinc, aplicados en momentos oportunos, promueven un buen estímulo floral, que a la postre desemboca en un cuaje apropiado a la especie, sin pretender sobrepasar sus capacidades naturales (sin milagros) lo cual debe ser suficiente para que de excelentes cosechas sin maltratar el árbol.

Sin pretender ilustrar frutos ideales, los de la foto son los últimos frutos obtenidos en la finca. Su calidad, se ve disminuida por la presencia de algunas manchas (enfermedades comunes de la especie), sin embargo el tamaño, forma y peso dan una noción de la verdadera calidad en la cosecha obtenida. Evidentemente estos frutos provienen de una anterior floración.
Entonces es posible producir aguacates bajo nuestras condiciones, obteniendo frutos de alta calidad, con una inversión adecuada, eso si con una disciplina técnica importante que no deje actividades de lado tales como el monitoreo de plagas y enfermedades, además de un buen trabajo en los suelos.

En posteriores entregas daremos seguimiento al cuaje, desarrollo y cosecha.