lunes, 7 de julio de 2014

Fertilizantes de lenta liberación.

Los fertilizantes -llamados popularmente abonos- se clasifican por su origen en abonos químicos y naturales (orgánicos), los primeros pueden subdividirse por su formulación química, mezcla físicas o aperdigonados (recubiertos). Las imágenes ejemplifican cada uno de los citados.

Fertilizante químico.
Fertilizante Físico.

Estructura y función del fertilizante recubierto.
Otra clasificación según su acción indica tipos de fertilizantes de rápida o inmediata liberación, liberación controlada y lenta liberación (estructura es similar a la expuesta en la imagen anterior). Estos últimos tienen periodos de liberación prolongados de 3, 6, 9 y 12 meses, además se encuentran diferentes formulas dependiendo del tipo de planta, sea ornamental, frutales, hortalizas y almácigos.

A pesar de su costo que a primera vista es alto, tienen ventajas comparativas interesantes.
- Se reduce considerablemente el costo de mano de obra relacionado a la práctica de abonamiento.
- Las formulaciones se adecuan al tipo de planta y ofrece los nutrientes bien equilibrados.
- Se reduce el riesgo de daños por contacto o salinidad, efectos directos a la planta.
- Reduce perdidas o desperdicio de fertilizante.

La agricultura moderna cuenta con herramientas cada vez mas eficientes y el uso de esta tecnología es cada vez mas frecuente en el campo.