martes, 3 de junio de 2014

La raíz en el aguacatero...

Comprender como se comportan las raíces de los árboles de aguacate, es importante para relacionar conceptos y prácticas agronómicas de la especie. Se considera que la raíz es de tipo leñosa, sin pelos absorbentes y toma los nutrientes a través de una pequeña porción en la punta. Por tal motivo a este tipo de órgano se le ha dado en nombre de raíz exploradora, debido a su capacidad de búsqueda de la fuente de alimento.

 

La proliferación de raíces se vincula a las condiciones de humedad, cobertura (hojarasca o mantillo) y calidad del suelo. La poca cosecha del árbol de aguacate y la purga excesiva de frutos, se han relacionado con un escaso desarrollo radicular, aunado a la sequía, acidez de suelo y condiciones hormonales en desvalance o nutricionales en deficiencia.




En función de lo antes expuesto las prácticas de abonamiento del aguacatero, deben considerar un adecuado balance de la formula (previo análisis de suelo y foliar), una distribución homogénea del fertilizante en toda el área que proyecta la sombra del follaje (copa). Considerando que las raíces de este cultivo son sensibles a la sales (contenidas en el abono) es conveniente hacer aportes pequeños pero con mayor frecuencia cada 1 o máximo 2 meses, considerando el tipo de formula, edad, condición y cosecha en el árbol.